quelques idées, quelques images, beaucoup de mots, un peu de moi...

vendredi 8 janvier 2010

Lo mejor seria ir a por el destornillador

Ya no recuerdo (por eso “escribirlo antes de olvidarlo”) que programa de radio organiza este concurso de micro-relatos : cada semana, te ofrecen de escribir y mandarles un cuento en 100 palabras, incluyendo la primera frase, impuesta, que resulta ser la ultima del relato ganador de la semana anterior. Nos dio por jugar una vez, con una amiga, y escribi varios de cuales os dejo los tres que mas me gustan. Nos toco, como primera frase “Lo mejor seria ir a por el destornillador”. Me lo pasé de maravilla. Y no ganamos.
En 100 palabras, entonces. El titulo esta incluido en la cuenta :

1- Desconocido

“Lo mejor seria ir a por el destornillador.” Lo repite un par de veces mas, en voz baja, resignada. Deja su mirada perderse en el desorden hortera de fotos de La Habana. Despues de un rato, me vuelve a mirar en silencio y enciende otro cigarillo. “No hay rupturas faciles, digo, ni una buena manera de separarse”. El humo azul baila un instante entre nosotros y se diluye en la penumbra tibia del bar. “Doce años de matrimonio, suspira, y su unica preocupacion fue llevarse los muebles de teca del jardin. Creeme, nunca conoces al hombre con quien vives.”

2- Maquiavelico

Lo mejor seria ir a por el destornillador. Asi puedo extraer el disco duro y recuperar mis archivos.
Le grabo ese recopilatorio de rumbitas que le prometi hace meses.
La contacto, quedamos.
Cuanto tiempo, eh? Cafecito por Gracia o pinchitos vascos en el Born?
Pregunto por su hermano, pido su telefono.
Encantado de que le llame, me invita a cenar en casa.
Con su mujer, hablamos del trabajo. Que tal todo? Sigues con tu socia?
El miercoles siguiente, aparezco al taller. Pasaba por aqui.
Eres Carmen, verdad? Encantado, soy Marco. Trabajas sola, hoy?
Natural, sencillo, infalible: la estrategia perfecta.

Y el que mas me gusta:
Recursos Humanos

“Lo mejor seria ir a por el destornillador.” Cambio mi respuesta en seguida. Le digo que primero voy a por la caja de comida. Luego el destornillador. Y luego pues, los libros. Me mira, deja pasar un rato y pregunta : ¿Asi que Vd. no iria nunca a recuperar la radio? Le contesto nerviosamente que si, claro, iria despues. Sin faltar. Sonrie un segundo y se pone serio. De golpe, esta muy serio. Dice con una voz helada, condescendiente, que lo siente mucho. Claro, mi perfil le parecia interesante. Pero... en la empresa, valoran la comunicacion ante todo.